Review flash de los #Alfajores "Abuela Haure"

Alfajores Tatín: mejor perderlos.....

Empecemos bien el año. El sólo hecho de saber que falta menos para que se pase de moda el reggaeton es más que buena razón para mirar esperanzadoramente el futuro.
Me sigue causando gracia la misma cuestión acerca de los patéticos noticieros de la cada vez más berreta tele abierta e incluso los del cable. Berretismo que se agudiza increíblemente en el verano cuando no tienen absolutamente un carajo que decir. En general ciertas situaciones que se dan en estos miserables espacios de entretenimiento basura disfrazados de informadores serios me hacen reir mucho, y más cuando los veo tan claramente de forma casi diaria.
Hay una escena excelente en la película "The Truman Show". Truman va a una agencia de viajes para comprar su pasaje aéreo para viajar a Fidji para volver a ver a esa chica de la cual se enamoró unos años antes que supuestamente vive allí. Como esto implica salir de la gigantesca isla que funciona como estudio, los productores del show ponen en la oficina carteles que recomiendan no viajar en avión por el riesgo de "terroristas, enfermedades, animales salvajes o patotas callejeras" (textual). Otro cartel dice "esto le puede pasar a usted" debajo de una foto con un avión que esta siendo atacado por rayos eléctricos.
Y si, el negocio sin Truman no iba a funcionar.
Siento que esto mismo, esta manipulación del público pasa año a año con los noticieros porteños cuando comienza la infame temporada de verano. El terrible miedo de que los argentinos prefieran pasarla mejor en Brasil por el mismo dinero con el que en la costa argentina sólo podrían comprar un kilo de azucar hace que los medios masivos comiencen la campaña "Anti-todo-lo-que-tenga-que-ver-con-Brasil". Es así como desde noviembre nos vemos bombardeados por las noticias de que en Brasil y sólo en Brasil el dengue, la fiebre amarilla, la lepra o la peste bubónica atacan a la población y en especial a todo turista argentino que ose pisar dichas tierras traicionando las oscuras y barrosas arenas con agua helada y sucia que embellecen la costa argentina.
Pelado: "hijos de putaaaaa, me cobraron 30 mangos una lata de coca, boludooo"
Gordo: "quedáte tranquilo, todavía nos quedan 15 días para que nos sigan rompiendo el orto"















No podemos dejar de mencionar los catastróficos titulares de TN tipo "Brasil, objetivo: argentinos" donde luego de hablar del forúnculo en el orto que se operó Shakira nos cuentan que un turista argentino fue asaltado en una calle oscura a las 3 de la mañana por un chico de 7 años con una navaja que le sacó 3 reales. Claramente, los argentinos somos muy buscados por los delincuentes en el vecino país, por las grandes cantidades de dinero , aparatos y joyas con las que andamos por la calle. Crónica para no quedarse atrás cada dos o tres días nos dice que hubo "oooootro argentino asaltado en Rio de Janeiro". Claro, mejor no informar que en Mardel miles de turistas son asaltados diariamente por los comerciantes locales que les extraen con total displicencia 5000 pesos por una carpa (bue, carpa, cuatro estacas y una lona) o que les cobran una gaseosa al lado del mar como si estuvieran comprando un champagne francés. O para qué informar que los chorros también viajan a la costa para seguir "laburando" mientras la cana se hace la boluda. No, ¡eso no pasa en "La Feliz"!
Antes de pasar a lo que nos convoca en este blog les quiero mostrar lo que hizo una alfajómana guatemalteca que conoció los alfajores gracias a su hermana que vino de Buenos Aires con varias unidades de los mismos. Esta chica me escribió y me contó que usó los envoltorios para forrar libros y cuadernos, aquí pueden ver como quedaron:

http://raponacwuj.blogspot.com/2008/06/dulces-argentinos.html



No tenían buena pinta cerrados, menos cuando fueron abiertos













Hoy me encuentro una vez más en la tarea de hablar de un alfajor que nunca había probado. En este caso la víctima de nuestro análisis es el cuasi desconocido alfajor Tatín. Digo desconocido porque realmente no lo he visto en ningún lado, para conseguirlo tuve que irme hasta el local que Arcor tiene en la avenida Corrientes, cerca del Obelisco, lugar que aconsejo visitar a todo adicto a los dulces. Todos recordarán los chupetines Tatín, bue, todos los que tengan más de 25 años, claro. Esos no existen más, por lo menos yo no los encontré, si alguien los vio que me avise.
El alfajor en cuestión se presenta en dos versiones, blanco (el de letras rojas) y negro (letras azules) y sólo vienen en tamaño chico, muy chico para mi gusto. El packaging como pueden apreciar en la foto no es demasiado atractivo, destila berretismo y usa una tipografía digna de una revista Caras y Caretas de 1930.
Al abrir ambos paquetes nos encontramos con unos mini alfajores que no dicen demasiado. Les pregunté de todo y los muy hijoputa no respondieron porque estaban drogados (gracias Capusotto). Vamos por el negro primero. Al morder nos encontramos con dos galletitas finas pero compactas, y una linea también muy fina que pretende ser el relleno de dulce de leche. Su presencia es casi abstracta por lo que el sabor no cambia demasiado. Lo que noto con desagrado es la presencia de una fuerte esencia sabor limón. El baño de reposteria no tiene casi sabor y comete uno de los peores pecados de un alfajor: es sumamente grasoso y nos deja la boca pastosa y en el paladar queda una película fina que nos hace pensar que nos comimos una vela y para colmo, vieja. Absolutamente desagrable. Algo que leí en otra página y que es de destacar con respecto a este Tatín negro es la similitud de sabor con esa abominación para chetas de Recoleta culposas llamada alfajor Ser. Hagan la prueba de ambos y después me dicen, son iguales, lo único que el marketing dice que el Ser es un alfajor light. Una absoluta pelotudez digna de Karina Jelinek.
Haciendo fuerza y teniendo en cuenta que lo mio es un sacerdocio voy a por el segundo alfajor, el blanco. Al morder encontramos las mismas características del anterior especimen por lo que no voy a hacer mayores comentarios. La diferencia obviamente esta en la cobertura, este alfajor posee una capa blanca de lo que parece ser betún para zapatos blancos o grasa para camiones. Todavía no me di cuenta lo que es, ya que la grasitud que me dejó el anterior alfajor me dejó una costra difícil de eliminar de mi boca, voy a probar con explosivos plásticos o mordiendo un disco de Marcela Morelo, alguno de los dos funcionará. Con todo esta evidencia no queda mucho más por decir que:


Lo bueno: que son chiquitos

Lo malo: todo

Calificación: 1 sobre 5

PD: medio tarde me acuerdo de avisarles que salió en diciembre el nº 1 de la revista de videojuegos ADUKEN! en la que escribo sobre mi pasión gamer junto a otros loquitos como yo, si tienen la suerte de encontrarla por ahí (difícil a esta altura pero bue, me olvidé de postearlo antes) cómprenla, sale 7 mangos y nos van a dar una mano. Estamos trabajando para sacar el nº2 lo más pronto posible, ni bien salga les cuento. Les dejo un escaneo de la tapa.



Comentarios

Natalia Alabel dijo…
Preciosos los cuadernos que hizo la mina con los envoltorios, realmente le quedaron muy delicados.

El otro día me compré un aljafor Negro, recordando que había hecho las delicias de mi infancia. Pero en esta ocasión...no me gustó. Me pareció poco maní, el baño no me gustó, me empalagó un poco.
Espero no haber crecido y madurado, por Dios.
Eric dijo…
Otra gran reseña, y van unas cuantas.
Odio los Tatín. Creo que tenemos criterios parecidos, aunque los míos son mucho menos refinados.
Ultimamente, cada vez que me voy a comprar un alfajor leo primero la reseña en este blog.
Jesus dijo…
Interesantes apreciaciones como nos tiene acostumbrados cumpa Lord.

Con respecto al denostado Tatín, le sigo al conocido lema "cuando hay hambre no hay pan duro!!", porque si algo de positivo tienen, es que no son los indescriptibles Fulbito!!!

Le mando un abrazo desde el mar y recuerde que, a pesar de todo lo expresado, tiene lugar asegurado por aca eh!!! ;)
lupanar dijo…
Los noticieros causan gracia, lo unico que muestran son mujeres-culo, entrevistas ridculas de "te gusta la playa?". Creo que el problema no es que no haya noticias, sino que no hay noticias que quieran mostrar.
Los tatin fueron mis alfajores del tren! cuando volvia cansada y sin un mango a zona sur, los 4 alfajores por 1 peso me salvaban la vida ¿?.
(No sé si es mi compu pero las imagenes no em permiten ver parte del texto)
Saludos,
Lupe.
TG dijo…
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
TG dijo…
Gracias por el comentario del blog ;)

Saludos desde Guatemala!!!
Lord Khyron dijo…
Estimada Natalia: "crecer" y "madurar" no necesariamente son sinónimos. De todas maneras los gustos si cambian con el tiempo y puede pasar que algo que nos resultaba maravillosos un tiempo antes ahora no sea tal.

Estimado Eric: agradezco que use este blog como una guia. Es la intención de este lugar que el alfajómano sepa adonde orientar su brújula alfajorística a la hora de adquirir un redondel de sabor.

Estimado Jesus: más allá de mis apreciaciones respecto a "La Feliz" me parece un lugar adecuado para pasar de vacaciones. Simplemente me enferman sus comerciantes y la masividad de sus playas.

Estimada Lupanar: los "noticieros" son cada vez vehículos de desinformación, más que gracia dan pena.
Corregí la página para que se vea bien en Internet Explorer, le recomiendo deje de usar semejante basura y se pase al Firefox.

Estimada TG: de nada, su obra merece ser conocida por la comunidad alfajorística.

A todos les recuerdo como siempre que...


el mundo es un alfajor!!!
Angie dijo…
El Alfajor tatin es horrible. pero alguien ya lo dijo cuando hay hambre no hay pan duro, en un momento salian 15 centavos. por eso se popularizaron.
Krocita dijo…
Lord: no hace mucho lo probé, me trajo los recuerdos del inolvidable chupetín Tatín de la infancia. Los compré en el arcor de Corrientes (ese lugar es un paraíso) y cometí el error de comprar un paquete en el que venían 6.
Yo sigo enloquecida con el cocolate, no puedo dejar de comerlo.
Besos, y acá tenés un premio para tu blog.
Dieguistico! dijo…
No se me había ocurrido pensar que algo positivo del inicio del nuevo año es pensar que falta menos para que el reggaeton se pase de moda, pero es cierto. Espero que pronto pase esa moda infame.

Respecto de la crítica, gracias a Dios nunca tuve la necesidad de probar esa cosa. Igualmente creo que podríamos armar un ranking de alfajores en función de su precio. Incluso en la gama de precio ultrabajo debe haber algo decente. Hace años que no como un Guaymallén, pero creo que al menos no eran tóxicos.
Agustín dijo…
Leí hace un tiempo tu crítica a los capitanes del espacio, la cual no comparto me parecen muy buenos, y espero una crítica a fondo sobre los cachafaz la cual no creo haber visto. Saludos.
Mariano dijo…
Uhhh, papá.
No paro de destrozarme el cerebelo con este juego de Star Wars.
Y con el Black. Tremendo.
Me duelen terriblemente los fuertes comentarios publicados sobre el alfajor TATÍN. Acá en Rosario son de facil acceso y a los "morochos" nos sacaron el hambre en más de una oportunidad.
Discrepo totalmente con su criterio. El que alguna vez pasó por una situación callejera de ruidos en el estómago e invirtió las "chirolas" que tenía en el bolsillo para encontrarse con la cara complice del "Amigo TATÍN" sabe de lo que hablo.
Te pido delicadeza en tus comentarios, hoy heriste a una persona.
Mis saludos.
Facundo H (Licenciado en robótica)
Lucretia dijo…
Los Tatín blancos serán grasosos pero están buenísimos!!!!
Si hay unos grasosos y horrendos son los Guaymallén! jajajaajaj

Con los Tatín blancos, no se jode (?)

Saludos! xD
mjacobo dijo…
3 cosas:
1) Los alfajores SER tienen más calorías que los TATIN!!! A esa no la tenías, no?
2) Si habré comido TATIN blanco en el cole cuando era chico... Riquísimos!!!
3) Soy nuevo acá: cuál es tu ranking de alfajores?
Muy bueno el blog, sobre todo para los que dicen que sobre gustos no hay nada escrito, jajaja.
Esteban dijo…
coincido con el compañero rosarigasino, son muy asequibles por acá... o eran, hace bastante que no los como... ademas, los que ya no me banco, son los guaymallen, mas o menos desde 1992 me los vienen encajando... que ganas de joder!
hugo dijo…
casi no sé cómo caí en este simpático blog. Y yo también me sentí herido con los comentarios sobre Tatín, pero no porque yo crea que son los mejores, pero en todo caso sí creo que deberían tener en cuenta que esos alfajores son del jurásico! y casi símbolos de una época, cuando eran tal vez los únicos: corría 1967 y yo tenía 3 años; como en esos días tenía pelo mi viejo me llevaba a la peluquería del Ñato, una institución en Tucumán, y al salir me regalaba un Tatín! Esa es la razón de la imagen retro del packaging: es realmente antiguo.

Un abrazo a todos y espero haber aportado algo a este dulce mundo (el del alfajor, porque el otro mundo tira más a agrio, un poco amargo).
Hola! Buen blog! Che aflojen de matar al tatín, se que no es EL alfajor, pero en mi infancia era una masa.... se que no es para recomendar, pero de los baratos el blanco es bueno. Saludos y ya voy a enviarles algo de los que tenemos aca en Necochea si es que no estan posteados y no los vi aun.
Oveja Electronica dijo…
Despúes de estar los ultimos dias leyendo el blog desde su comienzo (me aburro facil en el trabajo), me veo en la obligacion de por primera vez dejar mi comentario para reivindicar el alfajor Tatín blanco.
No solo esta bueno y es barato si no que lo como desde que era chica y JAMAS cambio en nada! Un ejemplo alfajoreril si los hay.

Saludos desde Villa Carlos Paz! y espero leer una critica a algun compañero cordobes pronto.
Anónimo dijo…
Lo que "destila berretismo" es tu comentario sobre los alfajores Tatin.
Hugo dijo…
Aguante el Tatín, carajo.
Boggie El Aceitoso dijo…
Estimado Lord Khyron. Creo que tu nick ya destila berretismo. Al menos sé coherente y si querés laburar de opinólogo de lo nuestro, al menos buscate un nick más criollito (Ejemplo: "Cholo Berretiaga"). Respecto a tu juicio sobre Tatín, deberías conocer un poco su historia y saber, que hace muchos años, ese alfajor era de los más populares y era un complemento de los alimentos que los chicos en la primaria llevaban al colegio. Era una época muy feliz en la que por desgracia, no tuviste la dicha de disfrutarla. Hoy solo sos un pobre esclavo que se angustia si se te acaba la batería de tu celular y andás prguntando quien te puede prestar un cargador. En esa época no necesitabamos tanto. Nuestras necesidades eran muy sencillas y eramos felices.
Bueno, el objetivo de mi comentario es hacerte ver que, para emitir un juicio, deberías conocer un poco más sobre aquello que estás opinando.
De todas maneras, y esto va para los "refinados" (o afrancesados): hacen escándalo por un alfajor cuando se habrán llevado cada cosa a sus bocas!!

Y para terminar, para los "refinados", no son tan importantes como para tener en cuenta sus opiniones ;-)


Saludos
Anónimo dijo…
Los que ya pasamos el medio siglo , como es mi caso , que en septiembre cumplo 52 , recordamos al alfajor Tatín mas que con cariño . A Dios gracias tuve una buena infancia y podía darme el gusto de elegir mejores cosas , pero , sin duda, Tatin me ha marcado , a punto tal que los sigo comprando. Se que en comparación de un Fantoche (por dar un ejemplo) no hay comparación , pero, Tatín es mas que un gusto, representa un monton de cosas concomitantes que hacen que el tiempo retroceda a momentos especiales que han vivido personas de mi edad. Era la golosina que te quitaba el hambre del recreo y de la salida de un boliche cuando te habías gastado todo. Te permitía aguantar hasta llegar a casa. Valía y vale dos mangos , lo que incrementa su importancia. Para los mas jóvenes estas cosas pueden parecer tontas, pero , es bueno sentirse tonto algunas veces ya que no hay edad para el recuerdo . Un abrazo desde Rosario para todos.Toti
Anónimo dijo…
me uno a los que reivindican a los alfajores tatin... se que no son LOS alfajores pero el blanco esta buenísimo (de hecho acabo de comerme uno en el cole, y ademas tiene el beneficio de ser muy económico)... en cuanto a packaging tenes razón es muy antiguo, pero creo que mas de uno quedaríamos devastados en nuestra nostalgia si lo cambiaran, ES UN CLÁSICO!!

Rocio.
Anónimo dijo…
Anda a la reputa madre que te pario pedazo de pelotudo, los alfajores TATÍN son excellentes inclusive me gustan mucho mas que los Havanna!!!!!
Anónimo dijo…
AGUANTEE EL ALFAJOR TATIN!!!! AMARGAD@ DE MIERDDD!!!!!!!!! TE COMES LA HAMBURGUESAS DE HARINA DE LOMBRIZ DE MC DONALD 0% SABOR HAMBURGUESA Y CRITICAS LOS TATINNN
Anónimo dijo…
unicamente los porteños soretes acaudalados de mierda odian los Tatin??? vayanse al carajo, putos, aguante el interior... y EL TATÍN!!! LO MÁS GROSO DEL PAÍS. Gracias Bagley por seguir fabricandolos
Anónimo dijo…
Uno de los alfajores que mas me gustaban en mi infancia. Baratos y muy ricos :)
Damian Luque dijo…
Los alfajores tatin son muy apreciados por la mayoría de los Rosarinos, dejando de lado el alfajor perfecto y de calidad, nos traen recuerdos de nuestras infancias. No se cuanto hace que están pero ya tienen bastantes años. A mi me encantan...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Me encantan los Tatin. El otro día fui a un mayorista y compré una caja de 50, o 100 no sé. Hace un mes que me como uno todos los días!!!
Juan dijo…
alguien sabe donde comprar alfajores Tatin en Buenos aires ??? les agradeceria mucho la infomacion ya que he recorrid todo lado y no pillo uno solo
Lord Khyron dijo…
Estimado Juan, en base a mis comentarios sobre la calidad de estos alfajores difícilmente los quiera encontrar. Pero si te sirve de algo encontré algunos en el Arcor Store que está sobre avenida Corrientes. Salud y alfajores!
jaja una cosa es el recuerdo nostalgico que como rosarino clase media con altibajos tengo del Tatin y otra es la critica subjetiva de su sabor (subjetiva porque sobre gustos es imposible ser objetivo). Al ver un Tatin siempre se nos escapa una sonrisa, pero seamos honestos, si nos trae buenos recuerdos no es justamente por su sabor gourmet...
Ahora bien, coincido también con quienes critican al "Lord" por no tener en cuenta la historia y todo lo que representa este alfajor, los comentarios están a la vista.
Sr Lord, como alfajomano que dice ser (y a medida q leo su blog no tengo dudas que lo es) no puede desconocer que el Tatin es un alfajor con larga tradición nacional y popular (como la Cristi y el Fantoche). Le podemos perdonar que como porteño no lo haya probado nunca, pero no puede ni debe pasar por alto estas particularidades. Humildemente y de un alfajomano a otro le sugiero que en sus proximas "reviews" incluya la "historia personal" de cada alfajor como un punto más a analizar además de su sabor, textura, calidad, etc. Por supuesto que no todos los alfajores cuentan con una historia digna de ser analizada, pero los que sí la tienen, en muchos casos (como pasa con el Tatin) es su punto más fuerte.
Saludos.
Paul -
Un detalle: El rojo es el de chocolate y el azul es el blanco (y no al revés).
Una verdad casi absoluta: el blanco zafa bastante.
Lord Khyron dijo…
Estimado Paul, entiendo lo del apego sentimental a ciertos alfajores pero la verdad es que eso le quita un poco de sentido a la review ya que se basa puramente en el sabor, si bien se puede mencionar si tiene o no una larga tradición. El análisis va puramente a lo empírico y no a los sentimientos, es como una prueba ciega, digamos que me pongo una venda a la hora de probarlos como si no supiera lo que estoy comiendo y de ahí sale la crítica, después podemos adornarla como queramos con las historias de otros. En todo caso si usted desea me puede enviar su propia review con su historia personal y gustoso la publicaré. Salud y alfajores y gracias por su interesante aporte.
Bueno, permítame disentir y note Ud. que en su misma review y antes de probar el alfajor en cuestión, Ud. ya hace un preconcepto al referir: "El packaging ... destila berretismo y usa una tipografía digna de una revista Caras y Caretas de 1930". No digo que no sea verdad, pero justamente es el mismo packaging que a Ud. le genera un preconcepto negativo, el que, por el contrario, a mi y a toda una generación nos impulsa a querer reincidir. Si el mismo alfajor tuviese otro envoltorio y otro nombre, seguramente no tendría el mismo nicho de consumidores (la prueba esta con el alfajor Ser, que jamas probé ni probaría, y que según su comentario es muy parecido o igual al Tatin). El precio es otra característica importante y fundamental en este caso (de hecho es la causa principal por la cual de chicos lo consumíamos tanto).
daniel chambi dijo…
Leí esto justo después de comerme una TATIN jjajaj, que por cierto me siguen pareciendo muy ricos, siempre y cuando no los coma seguido
Unknown dijo…
Los Tatín, en los 80' era un alfajor comible.
Hoy so como los Capitán del espacio
Fabian Gonzalez dijo…
Te apoyo al 100%. Seguro que después el de este artículo se clava un alfajor de 4 10
Lord Khyron dijo…
No entendí el chiste